¿Se puede trabajar remoto y ser eficiente?

Claro que sí. La respuesta es mantener a los empleados remotos bien equipados. Asegurar que los empleados que hagan home office posean los suministros adecuados se reflejerá en su productividad. Compartimos algunas herramientas que los gerentes en las oficinas deben considerar al equipar a los miembros de su equipo que no trabajan físicamente en la misma oficina.

Según una encuesta que realizó en 2017 Staples Estados Unidos sobre el lugar de trabajo, solo el 32 por ciento de los empleados en ese país trabaja en una oficina todo el día, todos los días.

El tipo de trabajo remoto llegó para quedarse y es probable que cada vez sea más común. Como supervisor de un área de oficina podés ayudar a garantizar que los equipos remotos tengan la configuración de trabajo correcta para mantenerse tan productivos como sus compañeros en la oficina.

Con estos tips podrás lograr que los empleados que hagan home office o trabajen en otros sitios den lo mejor cada día.

Un lugar de trabajo fijo

Una pieza esencial de un buen espacio de trabajo remoto es un escritorio designado para cada persona. Los empleados remotos no deberían tener que configurar su área de trabajo cada mañana y olvidarla todas las noches. Llegar a un escritorio sabiendo que es su sitio de trabajo puede liberar a los empleados de las distracciones y ayudarlos a pasar sin escalas a trabajar 100% con alta productividad.

Haga de la comodidad una prioridad al elegir un escritorio para sus equipos remotos. Hoy existen equipos para notebooks que permiten trabajar con una confortable ergonomía.

También podés colocar escritorios ajustables que permiten trabajar de parados ya que pueden hacer que lo empleados mantengan elevados los niveles de energía (hay muchos de estos escritorios en oficinas de coworking, como en Area 3 o We Work). Un estudio de investigación de Texas University apunta a un aumento del 45% en la productividad de los empleados que usan escritorios de pie, por ejemplo.

Una buena y cómoda silla

Combatí el deseo de los empleados que no trabajan en la oficina de cambiar su asiento por uno del comedor o de la cocina y proporcionales una cómoda silla de oficina que mantendrá su enfoque en el trabajo.

Las sillas de oficina deben ser altamente ajustables para adaptarse a diferentes formas, tamaños y preferencias. La lista de opciones de ajuste de la silla es enorme, pero considerá la altura del apoyabrazos, la profundidad y el ancho del asiento, una función reclinable y soporte lumbar para encontrar el ajuste correcto para las personas trabajando en sus casas u otras oficinas.

Otro monitor puede mejorar el trabajo

Por supuesto, depende del tipo de tareas, pero tener más de un monitor (por ejemplo, el de la notebook y otro al lado) puede ayudar a mejorar el trabajo. Algunos informes demostraron que tener dos pantallas genera un aumento de hasta un 42% en la productividad.

Equipá, entonces, a los miembros de tu equipo remoto con una computadora de escritorio o notebook, junto con un monitor de computadora que puede servir como una segunda pantalla.

Brindales algunas opciones para descubrir qué configuración se adapta mejor a sus necesidades.

Unos auriculares con micrófono

Muchos trabajadores remotos pasan mucho tiempo hablando por teléfono, así que te recomendamos proveerlos con auriculares para que estén conectados y cómodos. Un buen auricular puede mejorar la calidad del sonido, reducir el ruido de fondo, un problema común en algunas oficinas domésticas, y ayudar a prevenir la tensión del cuello.

Hablá con tus empleados remotos sobre las cualidades del aparato que podrían serles útiles.

¿Prefieren una configuración inalámbrica o por cable? ¿Necesitan la opción de responder o silenciar llamadas directamente a través de los auriculares? Algunos trabajadores también pueden preferir modelos que cubran ambos oídos para ayudar a limitar las distracciones.

Productos de oficina a mano

Los empleados de la oficina pueden tomar suministros que les hacen falta fácilmente cuando los necesiten. Cuando les brindás a los trabajadores remotos el mismo acceso, reforzás el hecho que ellos también son parte del equipo.

Considerá proporcionar a sus equipos remotos kits de suministros de oficina que incluyan lapiceraspost-itslibretasbiblioratos, y otros productos según corresponda. Los dispositivos como los escáner pueden ayudar con la administración efectiva de documentos.

Ser supervisor en una oficina adquirió un nuevo significado a la luz de los acuerdos de trabajo que se fueron creando estos últimos años. Al hacer un esfuerzo para proporcionar recursos a los empleados remotos, ayudás a garantizar que sigan siendo miembros productivos del equipo.

Sobre el Autor Belén Marty

Periodista. Generadora de contenido en Staples Argentina. Maestrando en Economía y Ciencias Políticas.

Seguime en:
>