Pymes: 5 Formas de innovar de manera sencilla

(Istock)

Innovar dentro de una Pyme no requiere (siempre) de una complejidad propia de un laberinto borgiano. Sabemos que una de las grandes ventajas que tienen este tipo de empresas es su capacidad de adaptabilidad gracias a su estructura pequeña y la posibilidad de especializarse en cada nicho de mercado. Otra gran ventaja es ofrecer un tipo de atención más personalizado (diferente al caso de las grandes multinacionales o los gigantes tecnológicos) y su capacidad de cambiar su estructura productiva en caso de variaciones de mercado, tan propias de nuestra economía.

Innovar resulta, entonces, fundamental. A pesar de lo que muchos puedan creer, a veces innovar dentro de una pyme, es realizar las operaciones de una manera más sencilla mejorando el margen. Las Pymes tienen la capacidad (casi que también la obligación) de innovar constantemente.

En un artículo de Forbes México explican que la innovación para simplificar las operaciones puede venir de 5 lugares distintos. Veamos:

Desarrollar la observación al máximo

Tu Pyme debe mirar cada detalle de los clientes y competidores y analizarlos en todas las situaciones. Vas a aprender y a poder copiar aquello que tus competidores sí hacen bien.

Focalizarse en resolverle problemas a la gente

Solucionar pequeños problemas a los clientes que en general nadie se ocupa.

Involucrar a toda la empresa

No se innova de arriba para abajo en un organigrama. No alcanza con las ganas de innovar. Se necesita que la innovación sea completa, en todas las direcciones y en todo momento. Es clave sumar a los que están frente al mostrador, aquellos que lidian todo el tiempo con los clientes de manera directa, o aquellos que trabajan en administración y viven las desprolijidades diarias del sector.

Contar con formas de analizar las ideas

¿Son viables todas estas iniciativas que pensaron los empleados de la empresa? Las alternativas como design thinking, canvas o lean startup pueden ayudar. Debe ser un proyecto que sea empujado por algo más que una simple intuición.

Rodearse de gente creativa (y externa)

Alguien que trabaja fuera de la empresa puede venir con ideas frescas y métodos interesantes que no hayan sido antes aplicados inhouse.

Innovar no siempre tiene que ver con crear una nueva unidad de negocio o lanzar al mercado un nuevo producto o servicio. Puede ser un nuevo formato administrativo, otra manera de hacer la logística, o cómo estructurar los costos. ¡Mucha suerte!

Sobre el Autor Belén Marty

Periodista. Generadora de contenido en Staples Argentina. Maestrando en Economía y Ciencias Políticas.

Seguime en:
>