Por qué vale la pena ser honesto con tu jefe

(Istock)

LinkedIn es probablemente una de mis redes sociales favoritas. Compartir los logros, las desdichas o los desafíos laborales lo hace sentir a uno parte de una comunidad, más teniendo en cuenta que uno pasa entre 8 y 9 horas por día trabajando. Ayer, revisando el feed (la página de inicio) de mi cuenta, me topé con un artículo que me hizo reflexionar sobre si es valioso (o no) dar un feedback honesto a un jefe.

El artículo era de Brigette Hyacinth, oriunda de Trinidad y Tobago, una oradora y autora de El Futuro del Liderazgo. En ese artículo, ella cuenta su experiencia cuando siendo nueva en un trabajo decide ser sincera sobre un asunto laboral con su jefe. Para su sorpresa, el jefe no se toma para nada bien el comentario honesto de ella.

Finalmente, Hyacinth comparte los siguientes tips en pos de promover comentarios honestos. Veamos:

Se humilde

Muchas personas piensan que la humildad es una debilidad, pero en realidad requiere fuerza. Te hace ser accesible. Cuanto más humilde seas, más miembros del equipo estarán motivados para compartir sus sugerencias y recomendaciones con vos. Una de las mejores herramientas de compromiso de los empleados es la transparencia. Para ser transparente se requiere una comunicación bidireccional, por lo tanto, la retroalimentación de los empleados es importante. La honestidad crea una plataforma sólida para construir una relación de confianza y lealtad. Los empleados quieren ser escuchados y quieren ser respetados. La escucha demuestra que te importa. Además, cuando recibas comentarios, actuá en consecuencia. Esto ayuda a mejorar la moral de los empleados.

Orgullo

El ego debe irse. El ego nos ciega con un falso sentido de indestructibilidad, nubla nuestro juicio, lo que nos lleva a tomar malas decisiones y a romper las relaciones. No todo es sobre vos. Formá un equipo sólido y rodeate de personas inteligentes, apasionadas y altamente competentes. Investigadores de la Kellogg School of Management de la University of Michigan y Northwestern University en Illinois indicaron que “la adulación y la conformidad con la opinión” hacen que los líderes estén demasiado confiados, lo que resulta en una “toma de decisiones estratégica sesgada” y una desconexión general de la ejecución en el terreno.

Desarrollar habilidades de liderazgo es un proyecto de por vida. Es demasiado fácil, como líder, sentir que tenés que ser la persona sabelotodo. Los grandes líderes reconocen que necesitan seguir aprendiendo. Los líderes deben estar dispuestos a aprender y estar abiertos a buscar información tanto dentro como fuera de sus organizaciones. La retroalimentación nos permite a nosotros y a la organización crecer. Además, tratá a todos los que conozcas, desde el o la recepcionista hasta el CEO. Los mejores consejos de negocios pueden provenir de las fuentes más improbables.

“Escuchar es crucial para obtener una comprensión completa de las situaciones. Sin esta comprensión completa, uno puede fácilmente perder el tiempo de todos al resolver el problema incorrecto o simplemente abordar un síntoma, en lugar de la raíz de la causa”.

Los titanes como Blackberry, Kodak y Nokia han pagado el precio de los líderes que se negaron a escuchar. Sus líderes operaron en una burbuja y comprometieron el pensamiento grupal. Cuanto mayor sea tu éxito, más necesitarás estar en contacto con las opiniones y perspectivas nuevas y recibir comentarios honestos. La verdad cruda es necesaria para tomar decisiones bien informadas y guiar a la organización en la dirección correcta.

Como líder, tu trabajo es alentar a los demás a tu alrededor a ser abiertos y honestos, sin consecuencias negativas. Cuando los empleados ofrecen sus ideas y opiniones diferentes, abrí tu mente. Las empresas que se mantienen fuertes en este mercado competitivo, entienden la necesidad de aceptar el cambio y la mejora continua. Más que nunca, los líderes deberán dominar la habilidad de “Liderar con escuchar”. ¡el éxito de su negocio dependerá de ello!

Sobre el Autor Belén Marty

Lic. en Comunicación Social, periodista y generadora de contenido.

Seguime en:
>