Por qué es clave que una Pyme tenga un programa de fidelización

(Istock)

Todos hemos escuchado alguna vez que se necesita mucho más dinero (y recursos) para conseguir un cliente nuevo que para mantenerlo. Muchas startups se centran en la adquisición de clientes, sin embargo, una vez que comenzás a obtenerlos, debés dedicar el mismo tiempo a pensar una estrategia para mantenerlos.

Crear un programa de fidelización es una forma comprobada desde hace mucho tiempo que ayuda a reducir la rotación de clientes, aunque muchas pequeñas empresas piensan que un programa de fidelización requiere mucho tiempo y es costoso.

Con la tecnología de hoy, eso no tiene que ser así. Y considerando cuánto gastás en la adquisición de clientes, tal vez sea el momento de invertir para que los clientes anteriores te compren nuevamente. Así que veamos cómo una pequeña empresa puede iniciar el proceso de configuración de un programa de lealtad que mejorará tu rendimiento de marketing.

¿Quién es tu cliente?

Al igual que todas las iniciativas de marketing, la configuración de un programa de fidelización comienza con tus clientes. ¿A qué responden? ¿Con qué frecuencia compran los productos o servicios que vendés? ¿Qué otros productos o servicios utilizan? Tomarse el tiempo para identificar el comportamiento de tu cliente te ayudará a determinar qué tipo de programa de lealtad debés armar.

Elegir el mejor tipo de programa

Hay varios tipos diferentes de programas de fidelización y no todos tienen sentido para todas las empresas. La conocida promoción de “comprá 10 y llevate 1 gratis” realmente no tiene sentido en un concesionario de autos familiares. Y mientras que una tarjeta perforada o cupones es buena para un salón de belleza, las recompensas probablemente sean mejores si ese salón se encuentra en un espacio alquilado por otros profesionales de la belleza (peluquería, masajes, pedicuría, etc.).

A continuación presentamos tres de los programas de fidelización más comunes que se deben tener en cuenta y en qué industrias tienen sentido.

“Comprá X y llevate X gratis”

Este tipo de programa de fidelización es como las tarjetas perforadas de las cafeterías de los años 90. Hoy en día, sin embargo, podés omitir las múltiples tarjetas perforadas que inevitablemente se pierden derrotando todo el propósito del programa, y ​​pasar a una promo digital.

Puntos por compra

Este tipo de programa de fidelización es por cada peso que tu cliente gasta, obtiene puntos. El objetivo es juntar suficientes puntos para que cada cliente obtenga algún tipo de beneficio económico o un regalo.

Recompensas para socios

Este programa se utiliza tanto para buscar retener clientes como para la adquisición de nuevos. Esto es más complicado ya que requiere que tu empresa se asocie con otras firmas que ofrecen servicios complementarios a tus clientes.

Para un grupo de propietarios de pequeñas empresas, una manera fácil de coordinar es asociarse a un proveedor de programas de fidelización populares en el mercado, que tenga alguna integración con tablets o con aplicaciones móviles y una gran cantidad de actividades de marketing digital.

Estas son solo algunas ideas para que comiences a pensar en qué tipo de programa responderán tus clientes y te hará pensar cómo las herramientas digitales pueden ayudarte a hacerlo realidad.

 

Te puede interesar:

Considerá estos 5 puntos al armar el presupuesto 2019 de tu Pyme

Cómo usar la comunicación no verbal a tu favor cuando buscás trabajo

Sobre el Autor Belén Marty

Periodista. Generadora de contenido en Staples Argentina. Maestrando en Economía y Ciencias Políticas.

Seguime en:
>