Fin de año: 5 formas de recargar tus energías

(Istock)

La locura de las fiestas está por terminar. A medida que llegan a su fin, te encontrarás exhalando por primera vez en lo que probablemente sean meses. Ahora, finalmente, tenés la oportunidad de relajarte. ¿Qué vas a hacer con este tiempo? Acá te compartimos cinco sugerencias sobre cómo aprovechar al máximo la semana entre Navidad y Año Nuevo y recargar tus baterías personales antes de 2019.

1. Escapate de las redes sociales por unos días

A veces, las redes sociales son una pérdida de tiempo y energía. Aunque es bueno conectarse con otros, sentir que tenés que publicar todo el tiempo, poner me gusta o comentar puede absorber lo que queda de tus reservas de energía.

Date permiso para desconectarte por unos días. No hagas un anuncio al respecto, sino que retirate sutilmente del espacio de las redes sociales (algo así como una bomba de humo). Tu ausencia podría inspirar intriga, mientras que al mismo tiempo te da espacio para reconectarte con tu pasión antes de que comience el año nuevo.

2. Deshacete de las distracciones

Ahora que el caos de las fiestas ha terminado, es hora de darte un regalo de vivir sin distracciones durante una semana. Ahora es el momento de hibernar (al sol) y permitirte tener un poco de espacio para respirar mientras planificás y recargás energía para el año venidero.

Durante este tiempo, pensá si deseás trabajar o descansar. Si trabajás, la productividad abundará porque no te van a tirar en un millón de direcciones diferentes. Te sentirás más relajado a medida que desarrolles planes y proyectos para el próximo año. Si descansás, hacelo sin ser atraído por el mundo que te rodea. Continúa desconectándote de las redes sociales y concentrate solo en tu salud mental y física.

3. Sumergite en una distracción saludable

Independientemente de si trabajás o no durante esta semana antes del año nuevo, dejá suficiente tiempo para disfrutar de una de tus distracciones favoritas. Por ejemplo, si te encanta correr, aprovecha el tiempo suficiente para recorrer algunos kilómetros. O, si te gusta leer, acomódate con una manta y una pila de los libros que has querido terminar.

4. Reservá una fecha

Cuando tenés un negocio, estás inevitablemente siempre ocupado. Es difícil encontrar tiempo para conectarse con las personas en tu vida, lo que puede hacer que tus relaciones sufran. Cuando esas relaciones desaparecen, perdés ese oasis personal donde podés relajarte con tus amigos. Ahora es el momento de reavivar esas amistades y llenar tu taza (o tu copa) con la compañía de buenos amigos.

5. Dormí

El poder restaurador del sueño es revitalizador. Configurá tu habitación y tu cuerpo para el mejor descanso posible entre ahora y año nuevo. Evitá la cafeína por la tarde. Encendé un difusor de aromas o esos hornitos aromáticos. Oscurece y enfría tu espacio para que puedas relajarte sin alarma y disfrutar de una noche de descanso.

Es hora de volver a respirar

El Año Nuevo seguramente traerá cierto nivel de caos. Antes de que llegue el caos, recargate enfocándote en vos mismo, en tus relaciones más cercanas y en tu salud física.

Sobre el Autor Belén Marty

Lic. en Comunicación Social, periodista y generadora de contenido.

Seguime en:
>