Derechos del trabajador: Cuidados que no deben pasar desapercibidos

(Getty Images)

Nueve de cada 10 personas sufren de dolor relacionado a la postura en la que trabajan en sus escritorios. Más que de comodidad se trata de un tema tan sensible como la salud. El no tener un puesto de trabajo ergonómico, puede derivar en problemas óseos y musculares, que a su vez conducen a dolor y malestar en el cuello y la espalda, causando interrupciones en el trabajo y en la vida diaria del trabajador. Por eso es importante prevenir futuras molestias adaptando el lugar de trabajo con productos ergonómicos.

La ergonomía trata de crear un puesto de trabajo que se adapte a las personas, para su comodidad, salud y seguridad. Una definición simple de la ergonomía sería “hacer que el puesto de trabajo se adapte a la persona” en lugar de que “la persona se adapte al puesto de trabajo”. En este sentido, una buena práctica ergonómica mejora la salud y el bienestar reduciendo el riesgo de sufrir lesiones y problemas musculo-esqueléticos.

Desde Fellowes reconocen cuatro zonas de mayor riesgo para los empleados que trabajan en oficinas teniendo en cuenta que estos pasan alrededor de ocho horas diarias sentados trabajando. Asimismo,  sostienen que un lugar de trabajo cómodo puede resultar en una mayor tasa de productividad.

La zona 1 está relacionado con prevenir tensiones en la espalda adquiriendo productos como soportes de teclado, respaldos lumbares, reposapiés.

La zona 2 busca aliviar la presión sobre las muñecas con alfombrillas, reposamuñecas, o accesorios I-Spire.

La zona 3 se focaliza en molestias en el cuello. Para prevenir lesiones en esa parte del cuerpo el empleador debe contar con soportes de monitor, de teclado, atriles, entre otros.

Finalmente, la zona 4 aspira a un entorno organizado y saludable, con productos de limpieza, purificadores de aire y organizadores de escritorio.

Para poder mantener una postura correcta y ergonómica el espacio de trabajo debe adapte a vos, los elementos que lo componen como por ejemplo tu silla, escritorio, computador, etc. también deben de hacerlo protegiendo esas zonas de tu cuerpo que más sufren mientras realizás tus tareas diarias.

Pero, ¿quién tiene la responsabilidad de realizar evaluaciones del puesto de trabajo? Los responsables de organizar evaluaciones sobre el puesto de trabajo del equipo son los encargados de tu área.

Hay que tener en cuenta que los trastornos musculo-esqueléticos son una de las causas de absentismo laboral más frecuentes. Puede afectar a los músculos, tendones, nervios, articulaciones y la columna vertebral. Esto puede afectar directamente a la productividad y generar costos adicionales para las empresas.

Los derechos de los trabajadores han ido creciendo a lo largo de las últimas décadas. Así, muchas empresas ya reconocen la importancia de desarrollar programas e iniciativas para mejorar el bienestar de la gente que trabaja y los han incorporado en sus políticas de recursos humanos.

Realizar evaluaciones del puesto de trabajo, no solo es una obligación legal para las empresas, sino que además es una buena forma de aumentar el compromiso de los empleados demostrando interés por su salud.

Finalmente, utilizar productos ergonómicos, ha demostrado que:

  • Aumenta la productividad
  • Mejora el bienestar de los trabajadores
  • Ayuda a reducir los problemas de salud, como lesiones por movimientos repetitivos, molestias en la espalda y cuello, fatiga visual, dolores musculares y dolores de cabeza.

 

Te puede interesar:

Cómo organizar tu tiempo para ser (super) productivo

¿Sos inaccesible en el trabajo?

Sobre el Autor Belén Marty

Periodista. Generadora de contenido en Staples Argentina. Maestrando en Economía y Ciencias Políticas.

Seguime en:
>