¿De qué se trata el nuevo Instagram?

Instagram hizo tantos cambios este año, que esta nota que escribí hace un par de meses ya quedó viejísima. Este es un compilado cronológico de los cambios que fue lanzando la aplicación.

  • Agosto 2015: Ampliación del tradicional formato cuadrado, para aceptar formato vertical y horizontal.
  • Septiembre 2015: Anuncios pagos, integrados con el targeting y formatos de Facebook.
  • Febrero 2016: Agrega un contador de vistas a los videos.
  • Mayo 2015 Amplía los videos de 15 segundos a 60 segundos.
  • Marzo 2016: Feed personalizado, deja de mostrar los posteos en orden cronológico para mostrar posteos más relevantes de acuerdo a un algoritmo.
  • Mayo 2016: Cambio de Logo y la interfaz pasa a ser toda blanco y negro y más minimalista.
  • Julio 2016: Perfiles de Negocio que incluyen estadísticas y posibilidad de anunciar directamente desde la app.
  • Agosto 2016: Instagram Stories con todos sus sucesivos cambios hasta incluir anuncios intercalados entre las historias de los contactos.
  • Noviembre 2016: Stories en vivo y mensajes privados de foto y video que desaparecen luego de unos segundos.
  • Diciembre 2016: Like de comentarios en fotos y moderación de comentarios y la posibilidad de deshabilitarlos para determinado posteo.
  • Diciembre 2016: Sección de fotos guardadas en el perfil de cada usuario, a modo de bookmarks.
  • Febrero 2017: Publicaciones carrousel, hasta 10 fotos o videos en un mismo posteo.

La aplicación hizo cambios tan grandes como el de las Instagram Stories, Instagram Live, aceptar formato horizontal y vertical en las fotos, y el del cambio de algoritmo que ya no muestra las fotos en orden cronológico en el feed.

También agregaron los perfiles de negocio, que tiene estadísticas y posibilidad de promocionar posteos desde la misma aplicación, y vienen anunciando un posible inbox unificado entre Facebook e Instagram.

A estos cambios ahora se agregan las publicaciones de múltiples fotos o videos, que permiten postear al mismo tiempo hasta 10 fotos o videos.

Lejos quedó la aplicación que creció permitiendo a sus usuarios convertir cualquier foto en bella gracias a sus filtros y su formato cuadrado tradicional. En el nuevo Instagram se pueden publicar videos en wide screen y fotos verticales u horizontales. Se pueden publicar contenidos en el feed o en la historia, o transmitir en vivo y no publicar nada en absoluto. Y ahora también, se puede publicar más de una foto o video por vez.

Si algo queda claro, es que Instagram ya no es una aplicación para compartir fotos. Es una plataforma de lifestyle, un lugar en el que se unen mensajería, curado de contenidos, memes, fotos, etc. Una mezcla entre Snapchat, Pinterest, Facebook y Whatsapp.

Instagram sigue el mismo camino que están siguiendo las demás redes sociales, cada una tratando de ser el lugar a dónde los usuarios van a hacer todo, con todo el mundo. Lo que las aplicaciones buscan antes que nada, es la atención del usuario, porque si tienen audiencia, entonces tienen negocio (es decir espacios de publicidad y audiencias segmentadas).

El interrogante es: si todas las aplicaciones hacen lo mismo, y ninguna mantiene la particularidad que la hizo popular entre sus seguidores, ¿seguirán siendo igual de populares? Una cosa es seguro, dejan de ser de nicho, y sus audiencias se expanden, con esto vienen ventajas y desventajas, puesto que pierden el lugar de especialización, y terminan compitiendo hasta entre aplicaciones de la misma empresa, como es el caso de Facebook e Instagram.

About the Author Cecilia Olive

Consultora en Marketing Digital, es Lic. en Comunicación y Candidata a MBA. Tiene más de diez años de experiencia en marketing, tanto en empresas internacionales como Google, IBM, Philips y Microsoft; como en PyMES y Start¬Ups locales. Su foco es el marketing online y el social media management, así como los productos de Google y Facebook para publicidad online.

follow me on:
>