Cuatro cosas que tenés que cambiar si hacés home office

(Istock)

Actualmente, existen muchos beneficios de trabajar dentro de tu hogar. Uno de ellos es que tenés la libertad de realizar cualquier cambio que desees sin tener que solicitar el permiso de un propietario. Otra es que ahorrás presupuesto de los altos costos de tener que pagar una renta mensual, lo que te permite invertir en otras cosas.

Te compartimos cuatro consejos que podrías considerar si la salud, la productividad y la seguridad son importantes para vos.

1. Comenzá a usar un escritorio de pie

Los escritorios de pie son más económicos de lo que podrías pensar y vienen con una gran cantidad de beneficios. Los estudios demuestran que cambiar la postura a lo largo del día puede ayudar a disminuir el riesgo de enfermedades cardíacas, reducir la tensión en la espalda baja y, al mismo tiempo, quemar más calorías. ¡Es un win-win-win! Si aún estás atado a la silla de tu escritorio, es hora de liberarte sin perder productividad invirtiendo en un escritorio para la oficina de tu casa.

2. Agregá puertos adicionales a tu computadora portátil

En estos días, la mayoría de los dispositivos vienen con un cable USB pero no con un cargador de salida a USB que lo acompañe. Si has intentado cargar tu e-reader, smart-watch (reloj inteligente) o cualquier otro dispositivo, es probable que hayas notado este problema. La mayoría de las computadoras portátiles solo vienen equipadas con un número limitado de puertos, lo que puede dificultar mantener toda su tecnología cargada y lista para usar. Con una estación de acoplamiento, podés solucionar ese problema y mantener la productividad mientras trabajas desde tu casa.

3. Auriculares inalámbricos

Nada es tan molesto como el sonido de la gente hablando o el zumbido de la televisión mientras intentás trabajar. Los auriculares simplemente no terminan de aislar totalmente el sonido. Si los ruidos que distraen la atención son un problema en tu oficina, es hora de agregar un par de auriculares inalámbricos a tu espacio. Estos audífonos pueden hacer una gran diferencia cuando necesitás agacharte, enfocarte o pararte para hacerte un nuevo café. Debido a que son inalámbricos, podrás moverte a tu pizarra y volver a tu computadora nuevamente sin perder el ritmo, literalmente.

4. Seguridad de datos

No estamos hablando del sistema de seguridad de tu hogar acá, aunque eso es importante para cualquier persona que almacene hardware costoso en la oficina de su casa. Cuando te decimos que necesitás cambiar tu seguridad, estamos hablando de la seguridad de la computadora. Instalar software de protección e invertir en hardware seguro puede ser la diferencia entre que un hacker informático ponga de rodillas a tu empresa y que cumplas con sus objetivos comerciales. Invertir en un equipo de seguridad de datos es dinero bien gastado, especialmente en esta época en que las pequeñas empresas se están convirtiendo en objetivos cada vez más importantes.

El cambio es algo bueno

El cambio es bueno, especialmente cuando se trata de mejorar tu salud, tu productividad y tu seguridad. Con estas simples actualizaciones, podés enfocarte en continuar dominando tu campo y haciendo crecer tu empresa.

Sobre el Autor Belén Marty

Lic. en Comunicación Social, periodista y generadora de contenido.

Seguime en:
>