Coworking: Una opción válida para emprendedores

(Istock)

Sobredimensionadas y costosas oficinas no son una opción para muchos emprendedores o profesionales independientes que pretenden ofrecer un servicio. Tampoco lo es, a veces y para algunas personas, trabajar desde la casa. El famoso home office no es para cualquiera: muchos se distraen mirando la última película de Netflix, o aprovechando para lavar ropa o los platos de la noche anterior. Puede ser difícil concentrarse en un ambiente que no está preparado adecuadamente como espacio de trabajo.

En este contexto nacieron los coworkings, que no son otra cosa que lugares de trabajo compartidos con otros profesionales, con internet de alta velocidad, impresoras disponibles y una cocina en común. Quizás, para ciertos trabajadores, esta es una opción a considerar. Aquí compartimos algunos de los beneficios:

Flexibilidad

¡Vos diseñás tu propia vida! Como emprendedor, tenés la flexibilidad de trabajar desde tu casa un día y al siguiente en tu espacio de coworking. Vos manejás tu propio horario. Podés reunirte con clientes y tomar café en el sofá o podés concentrarte en un lugar de trabajo y hacer de tu día uno productivo. Podés contratar un escritorio y simplemente compartir el espacio común y, a medida que tu emprendimiento crezca, tendrás la opción de contratar escritorios fijos u oficinas privadas.

Las pequeñas cosas

Si te emocionan los detalles, la mayoría de los coworkings ofrecen bebidas gratuitas, te, café, yerba, mate cocido, agua, están siempre disponibles. Cuando está acostumbrado a gastar entre $ 100 y $ 200 por día comprando bebidas caras en una cafetería, uno puede tomarle el gusto a este beneficio. Además, el acceso a una impresora, que, a diferencia de mi impresora doméstica, no necesitás gastar en un nuevo cartucho de tinta. Otro punto es el wifi gratuito (y que generalmente vuela), los descuentos en los servicios de negocios que se encuentran cerca del coworking (hamburgueserías, cafeterías, bares, gimnasios, etc). Cada espacio de coworking ofrece su propio conjunto único de beneficios, así que aprovechalos.

Redes y networking

Como emprendedor, hay grandes beneficios en compartir un espacio con una red única de personas. En estos lugares tenés la posibilidad de conectarse y tener acceso a las diversas profesiones y servicios disponibles. Se pueden formar colaboraciones, las amistades pueden crecer y es posible que encuentres a esa persona perfecta para terminar tu sitio web o editar tu libro.

Reuniones y Eventos

Es especial para alguien que tiene muchas reuniones. Las cafeterías, las bibliotecas y los lobbys de los hoteles son excelentes hasta que no lo son más. Especialmente los trabajos de coaching y consultoría requieren… Privacidad. Te puede gustar la posibilidad de reservar un espacio privado para reuniones a precios increíblemente razonables. También me encanta tenés la opción de reservar un espacio para eventos para workshops y eventos sociales. Estos ahorros en general valen el costo total de tu cuota mensual de membresía.

Cultura comunitaria y de oficina

Cada espacio de coworking tiene su propia vibra y su cultura. Es genial poder encontrar una comunidad a la cual pertenecer, pero es incluso mejor tener la capacidad de moldear esa cultura.

Sobre el Autor Belén Marty

Lic. en Comunicación Social, periodista y generadora de contenido.

Seguime en:
>