Considerá estos 5 puntos al armar el presupuesto 2019 de tu Pyme

(Istock)

2019 podría ser tu año para ver las cifras de crecimiento proyectadas, pero lo que te llevará, realmente, a alcanzar tus metas no es solo la comercialización, es el presupuesto. Armar un presupuesto te permitirá ver dónde ponés tu dinero y expondrá los huecos donde podrías invertir más dinero para obtener mayores ganancias. Cuando comiences a hacer tu presupuesto para pequeñas empresas para 2019, considerá estos cinco factores para prepararte para un mayor éxito el próximo año.

1. Elegí un formato

Hay muchas plantillas disponibles para presupuestos de pequeñas empresas. Existen opciones como la planilla de Intuit Quickbooks que está disponible de forma gratuita a través de Google Sheets (ojo, está en inglés) y tiene una buena pestaña de resumen para revisar después de comenzar a ingresar cifras. Este otro de Microsoft Office se enfoca más en los gastos, lo que puede ser bueno si tu empresa se esfuerza por aumentar las ganancias. Independientemente de la plantilla que decidas usar, decidir cómo formatearás tu presupuesto es una parte importante para mantener tu plan para el Año Nuevo.

2. Mirá los ingresos primero

Antes de comenzar a tratar de presupuestar tus gastos, mirá cuánto estimás que vas a ganar. Conocer tus cifras de ingresos te ayudará a guiar tu toma de decisiones a medida que avanza a la parte de gastos de su presupuesto.

Se realista con cuánto planeás vender. Aunque suene bien en papel para planificar un aumento del 15% en los ingresos, puede que no sea realista. Se conservador con tu enfoque, de modo que estés seguro de que podrás gastar el dinero que tenés en el banco y disminuir el riesgo de ir al rojo.

3. Pensá en lo que está deteniendo tu crecimiento

Mientras evalúas tus ingresos, observá detenidamente lo que podría impedirte ver un mayor crecimiento. ¿Te falta un conjunto de habilidades en tu equipo para ayudarte a generar una nueva línea de ingresos? ¿Necesitás más marketing para poner su negocio frente a más personas? Compará tus estimaciones de ventas con su modelo de negocio y estrategia para encontrar áreas en las que puedas invertir para crecer.

4. Clasificá tus gastos

Cuando comiences a profundizar en la parte de gastos de tu presupuesto, clasificá tus gastos en tres áreas. El primero es el gasto necesario. Esta es la sección donde colocás tu nómina, gastos generales y otros no negociables. La siguiente sección es tu publicidad. Podés ajustar tu presupuesto publicitario a sus necesidades, por lo que es bueno verlo por separado de otros gastos. Por último, mirá los costos de tener dinero. Estos costos incluyen conferencias y otros viajes que podrían suceder pero no tienen que hacerlo si no cumplís con las cifras de crecimiento proyectadas.

5. Hacé tu plan

Una vez que hayas establecido tu presupuesto, hacé un plan para ver con qué frecuencia lo revisarás. El presupuesto es un ejercicio continuo y no debe hacerse anualmente. Recordá, no podés planear todo. Hacé un plan para cuando revises y reevalúes tu presupuesto a lo largo de 2019, de modo que puedas estar seguro de tener todo en cuenta: ganancias, pérdidas y eventos inesperados.

A medida que comiences a practicar presupuestos inteligentes, aumentará tu velocidad y eficiencia. El objetivo es adquirir el hábito de analizar estas cinco consideraciones de manera regular, para que puedas mantener a tu pequeña empresa encaminada.

Sobre el Autor Belén Marty

Periodista. Generadora de contenido en Staples Argentina. Maestrando en Economía y Ciencias Políticas.

Seguime en:
>