5 Consejos a tener en cuenta antes de lanzar tu propio negocio

(Istock)

Mientras buscás arrancar una pequeña empresa, trabajá incansablemente para identificar los puntos débiles que tenés y pensá cuáles son los problemas que debés resolver. Ya desarrollaste un plan de negocios en torno a cómo podrías atender a un tipo específico de cliente. Lo único que te queda por hacer es lanzarte al mercado pero, ¿cómo sabés que estás realmente listo?

Para iniciar con éxito una pequeña empresa, te recomendamos chequear estos cinco objetivos importantes antes de tu fecha de lanzamiento:

1. Establecé tu misión y tu propósito

¿Por qué existe tu empresa? ¿Por qué proporcionás esos los servicios o productos y no otros? Contá también cuál es el propósito de tus acciones y decisiones si deseás que tu empresa tenga éxito al principio (¡y un poco más también!).

Tu declaración de misión debe ir más allá de “brindar un excelente servicio al cliente”. Pensá en manifestar un propósito compartido con tu público, algo que los conecte.

2. Conseguí a las personas adecuadas en tu equipo

Las personas con las que te rodeás (y su compañía) tienen un gran impacto en si tu lanzamiento funciona o fracasa. Pensá quién estaría en el equipo de tus sueños para apoyarte, el dream team.

Si aún no podés contratar empleados a tiempo completo, considerá buscar trabajadores a tiempo parcial, freelancer o trabajadores independientes. No necesariamente tenés que buscar personas con la mayor experiencia o la mejor educación. En su lugar, buscá a las personas que sienten pasión por el trabajo que realizás y las personas a las que servís. Los miembros del equipo que estén totalmente de acuerdo e identificados con tu declaración de misión serán los que mejor se ajusten.

3. Concentrate en los primeros defensores o entusiastas que aman tu marca

No necesitás alinear a un millón de clientes potenciales que estén entusiasmados con tu negocio antes de lanzar. Dependiendo del tamaño de tu empresa, solo vas a necesitar 10, 100 o 1.000 fanáticos devotos (que pueden ser tus amigos y familiares al principio). Centrá tu objetivo en este pequeño grupo: deleitalos para que ganes su lealtad y hacer que vuelvan. No es demasiado pronto para establecer firmemente tu marca comercial y comenzar a compartirla con tus comunidades locales y virtuales. Tus primeros defensores pueden ayudar al hablar sobre tu compañía con todas las personas que conocen.

4. Creá un plan inicial de marketing

Trabajá con otros propietarios de negocios para promover tu lanzamiento y encontrar maneras de agregar valor para clientes potenciales. ¿Podés ofrecer ofertas de apertura? ¿Descuentos para la primera semana? ¿Querés colaborar con otras marcas para organizar una divertida fiesta de lanzamiento e invitar a personas a tu nuevo espacio? Descubrir estas cosas ahora te ayuda a crear la reputación que deseas mantener una vez que inicies oficialmente. Una vez que hayas superado ese impulso inicial, podés tomar tus aprendizajes para crear un plan de marketing y comunicación más profundo y a largo plazo para tu negocio.

5. Desarrollá la cultura en la que creés

Una vez que hayas establecido la misión y el equipo dedicado a cumplirla, vas a querer mantener la buena racha desarrollando una cultura empresarial claramente definida. La cultura puede hacer o deshacer una pequeña empresa después del lanzamiento (y una vez que comienza a crecer exponencialmente), así que no omitas este paso. Al diseñar la cultura que deseás en su empresa, considerá lo siguiente:

  • ¿Qué sistemas o procesos podés configurar que reflejen tu propósito y tus valores?
  • ¿Cómo podés fomentar una mejor comunicación y transparencia dentro de tu negocio?
  • ¿Querés que tu equipo te ayude a desarrollar tu cultura? Si es así, ¿cómo solicitarás y actuarás sobre sus ideas y comentarios?

Si podés, pensá con tiempo todas estas preguntas. Te encontrarás mejor preparado para lanzar tu nueva empresa.

Sobre el Autor Belén Marty

Lic. en Comunicación Social, periodista y generadora de contenido.

Seguime en:
>