logo-web-tcq.jpg

Tema: Emprendedurismo

"Hoy las marcas apuestan a que la gente vuelva a dibujar"

[fa icon="calendar'] 30-12-2016 / por Belén Marty

peyi 1 ft.jpg

El neuquino Marcelo Pellizo es un artista de las letras. Sí, así como lo leen.  Con más de 4 mil seguidores en Instagram y 23 mil en Facebook, su trabajo como artista del lettering y muralista da que hablar. Esta disciplina que está haciendo furor en las redes sociales no es nueva pero encontró su veta comercial y recreativa en el universo digital.

Desde la ciudad de Córdoba, donde vive actualmente, conversamos con él sobre el lettering, la profesión que  –se nota- le encanta ejercer.

¿Qué es el lettering?                       

Es un oficio que tiene ya muchos años. Nace como una práctica comercial, como un oficio con un objetivo comercial relacionado con el campo de la publicidad. Lo que nosotros conocíamos como letristas. Gente que podía resolver con textos, con letras, una etiqueta, una vidriera de un comercio, tunear un vehículo, cartelería, todo lo que tenía que ver con la promoción de cualquier servicio o producto a través de letras. Ese fue concretamente el origen.

Hoy por hoy mutó bastante y tiene hoy varias ramificaciones. Por un lado sigue existiendo este lettering relacionado al diseño gráfico y a la publicidad como también existe un lettering más recreativo, más relacionado con un dibujo de letras con un sentido más de hobby, de pasar el tiempo, distraerse… Un desenchufarse a través del dibujo de letras.

De hecho, mucho de lo que vemos hoy en internet, por no decir la mayoría, tiene este sentido. Son propuestas recreativas de gente que lo hace simplemente por el placer de dibujar letras. No son trabajos comisionados o solicitados por clientes.

peyi 2.jpg

¿Qué espacio tiene el lettering en el universo digital?             

El universo digital lo podemos tomar por partes. Por ejemplo internet se ha transformado en la mejor vitrina de lo que es el lettering hoy. Es la mejor forma de difundirlo. Hoy internet está bastante impregnado de esta forma de ilustración de letras.         

Por otro lado, dentro del universo digital, hoy las grandes marcas que producen herramientas digitales están apuntando a que la gente vuelva a dibujar, que vuelva a producir. Que vuelva a agarrar un lápiz pero sobre un soporte digital. No buscan sustituir la producción manual sino alentarla dándole nuevos soportes, herramientas más sensibles que reconozcan mejor el trazo de la mano. El mundo digital se acerca cada vez más al mundo analógico y dentro de este al dibujo de letras.

Suscribite a nuestro newsletter

¿Está el lettering de moda?

Sin duda el lettering hoy está de moda. A mí en particular no me gustaba esta calificación de que estaba de moda pero llega un momento que uno tiene que aceptarlo y decir, “sí el lettering está hoy de moda”  y no es algo malo que esté de moda.

El lettering se ha afianzado, ha vuelto a lo que fue pero a través de medios digitales. Es una moda que no va a pasar. Veo muchos clientes que prefieren toda la vida alguien que les cree un texto, una marca, una gráfica, una etiqueta hecha a mano, personalizado, y no algo hecho simplemente con una fuente bajada de internet. Eso cada vez se hace más costumbre, por eso me alienta a pensar que esto no va a pasar como moda, sí puede ir cambiando en cuanto a estilos o técnicas pero como concepto de oficio no va a desaparecer.

peyi 3.png

¿De qué se trata hoy tu profesión, tu trabajo?       

Mi profesión hoy concretamente se trata de la producción de dibujo de letras relacionado con los encargos de clientes. Esos encargos pueden ir desde resolver un logo para una marca, un monograma, una serie de nombres para un evento, como una boda o un festival,  generar etiquetas, por generar letras para productos como cervezas artesanales, alguien que quiere recrear una firma un poco más interesante para poder utilizarla como marca personal. Eso es lo más común que estoy resolviendo. Siempre desde el punto de vida de la personalización, de algo creado absolutamente de cero para el cliente.

¿Cuál es el estilo que más disfrutar escribir?

Existen muchos estilos de gráfica pero el estilo script (cursiva) es mi preferido, quizás por esa fluidez que tiene, que las letras estén unidas unas con otras, de que las palabras jueguen en esa progresión. Eso produce textos muy sólidos.  

¿Trabajás freelance?

Sí, trabajo freelance. Generalmente mi trabajo es 50% educación, dar talleres, workshops de lettering, o dar materias de tipografía en carreras de diseño y el otro 50% de mi trabajo es la producción de estos textos.        

Lo mejor de laburar como freelance es la total libertad de aceptar o no trabajos. Me pasa que hay muchos proyectos que no los tomo porque no están dentro de los estilos con los que yo me siento cómodo trabajando o porque son trabajos que requieren un esfuerzo adicional que por ahí no lo van a pagar.

¿Cómo son tus días?

Dos o tres días de la semana los en dar clases en la universidad o en talleres y el resto de los días trabajo acá en mi estudio. Transformé mi departamento en un estudio, es bastante versátil, se puede transformar en un aula o en un taller. Es un espacio donde me siento cómodo para trabajar, donde puedo relajarme, trabajar tranquilo. Eso es impagable.

lettering 3.jpg

Otra cosa  que hago frecuente es dar talleres los fines de semana y eso hace que viaje mucho durante el año, a todas partes del país y en países limítrofes. Es un poco desgastante pero es interesante. Cansa los aeropuertos, los aviones, estar con la valija a cuestas yendo y viniendo. Pero el cansancio lo supera el estar con nuevos alumnos y difundir el oficio.

Es muy interesante como ha ido creciendo la gente que da talleres, por suerte hoy ya no somos tan pocos pero así y todo siempre hay gente en diferentes lugares buscando talleres haciendo que crezca la lista de ciudades a visitar. Eso me da seguridad económica por tener asegurado x número de talleres.

¿Tu trabajo arranca digital o lo empezás con lápiz y papel?

Con respecto a mi trabajo diario, mucha gente me pregunta si hago todo digital o si hago todo a mano. El proceso siempre es el mismo: siempre empieza con el lápiz, empieza analógico, papel, mancharse las manos, tinta, marcadores y después las propuestas que van quedando son las que se llevan a la computadora para empezar el proceso de digitalización. Del papel a la computadora. No hago lettering desde cero en la computadora. Me resulta mucho más fácil y me da mejores resultados hacerlo con este proceso. Haciéndolo todo digital perdería ese detalle que puedo lograr solo con el lápiz.

 

Te puede interesar:

"Las mujeres tenemos un aporte enorme que hacer a los espacios de poder"

Legión Extranjera: Emprender a pulmón

Hickies, un producto argentino que hace furor en el mundo

Belén Marty

Escrito por Belén Marty

Periodista. Generadora de contenido en Staples Argentina. Maestrando en Economía y Ciencias Políticas.