<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1262427030435433&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
logo-web-tcq.jpg

¿Es tiempo de actualizar el branding de tu empresa?

[fa icon="calendar'] 01-03-2018 / por Belén Marty

imagen corporativa.jpg

Tal vez el logo de tu emprendimiento parezca ya un poco anticuado para el 2018, o tus potenciales clientes simplemente no parecen responder a sus correos como lo hicieron alguna vez. Algo huele mal. Podría ser justo el momento de evaluar tus estrategias de marca y considerar actualizar tu imagen corporativa.

A diferencia de un cambio de marca a escala completa, una actualización de marca agudiza tu imagen manteniendo intacta su identidad central. Te compartimos cinco pasos para llevar a cabo un cambio:

Establecé cuál es tu base

Primero, preguntate qué esperás resolver con esta revisión general. Según la revista Forbes, los expertos en marketing apuntan a problemas que incluyen clientes que no se involucran significativamente con el contenido que produce la marca y con la pérdida de terreno ante la competencia. Hablá con tus compañeros de trabajo, clientes y socios sobre tus estrategias de marca actuales. ¿Qué funciona? ¿Qué se siente viejo? ¿En qué puntos podés mejorar?

Harvard Business Review (HBR) recomienda vincular las actualizaciones de la marca con cambios reales dentro de la empresa, como el lanzamiento de un producto, una fusión o un nuevo CEO. Los cambios simbólicos en tu marca tienen más impacto e engagement cuando representan acciones del mundo real.

Armá un plan de acción

Con la información en la mano, decidí qué cambios querés hacer. ¿Querés actualizar tu logo? ¿Agregar un color a tu paleta corporativa? ¿Probar un nuevo claim (slogan)? Te recomendamos investigar las tendencias en marketing y hablá con tu proveedor de Internet y de impresión para obtener información de primera mano sobre qué estilos están de moda (cuáles son las últimas tendencias en la web) en este momento y cómo lograr tus objetivos de la manera más rentable posible. Tus proveedores también deberían poder recomendar especialistas en diseño gráfico si necesitás subcontratar el diseño.

Todas estas nuevas ideas pueden despertar tu ambición, pero recordá que demasiados cambios a la vez pueden confundir o alejar a los consumidores y a tus compañeros de trabajo. Seguramente desees mantener tu reconocimiento de marca actual, incluso si decidís retocar tu imagen. Tu objetivo es crear algo contemporáneo y fresco que permita que tus consumidores y potenciales clientes evoquen tu nombre cuando vean esos cambios aplicados.

Nuevo llamado a la acción

Trabajá en los detalles

Hacé una lista completa de recursos y desafíos que tendrás que tomar en cuenta a la hora de renovar con tu marca. Para empezar, considerá a los materiales de venta, membretes, sitios web, tarjetas personales, artículos promocionales y el packaging (si aplica). Si estás actualizando tu mensaje corporativo también querrás prestar atención a tu firma digital en los mails y en el mensaje del conmutador del teléfono de la empresa.  

Mirá para adentro

Naturalmente, el proceso de actualización de la marca se centra en los clientes. Pero una marca solo puede tener éxito si toda la compañía entiende y cree en ella. Una fuerza de trabajo entusiasta puede difundir mejor el mensaje de tu marca, y a un costo menor, que solo un par de hojas membretadas nuevas.

"Deseás que [los empleados] tengan la visión de tu marca en sus mentes y que consideren si apoyan o no a la marca en cada decisión que toman", indica la HBR.

Comunicá los cambios planificados de forma transparente a tus compañeros de trabajo. Los ejecutivos deben hablar con los empleados en persona y alentar las preguntas y comentarios. Para promover la coherencia, actualizá tu manual de marca (o creá uno, si aún no lo hiciste) para asegurarte de que todos puedan determinar fácilmente las formas adecuadas de implementar colores, logotipos y mensajes.

marion-michele-330691-unsplash.jpg

Dejá de lado tu imagen vieja

Mientras te concentrás en los emocionantes cambios que se avecinan, recordá que necesitás un plan para eliminar la circulación de tu imagen actual. Cambiar todo a la marca nueva de un día para el otro puede significar que termines reciclando o tirando montones de materiales que son ahora obsoletos. Intantá agotar todos los folletos antiguos y los membretes antes de presentar la nueva imagen podría significar semanas o meses de tener una imagen de marca inconsistente.

Hacé un inventario de los materiales existentes y calculá cuánto tiempo te llevará quedarte sin ellos a las tasas de uso actuales. Después, determiná el mejor equilibrio entre el presupuesto y la coherencia de la marca para tus objetivos comerciales.

¿Listo para poner primera con el cambio? Podés empezar a juntar de a poco a todo tu equipo e ir recolectando toda la información. Con un sólido trabajo en equipo y un plan de juego sólido, estarás cosechando las recompensas de haber actualizado tu imagen en poco tiempo. Éxitos.

Suscribite a nuestro newsletter 

Te puede interesar:

Pymes: Por qué un freelancer puede ser la solución

Holacracy: Una dinámica que promete potenciar las reuniones

Networking: Qué hacer (y qué no hacer) 

Belén Marty

Escrito por Belén Marty

Periodista. Generadora de contenido en Staples Argentina. Maestrando en Economía y Ciencias Políticas.

Suscribite

Para recibir los destacados de cada semana

Buzón de sugerencias

Save the Date
No te pierdas todo lo que está sucediendo en el mundo de las pymes.
Ver Agenda