Algunos más viejos también recordarán a los 2 tipos de diskette: el más conocido (de 3 y 1/2) y su antecesor (de 5 y 3/4). Pero lo cierto es que el más conocido y sobreviviente, el diskette de 3y1/2, ese producto que creció junto a la vorágine de la era de la computación, y que había nacido allá por 1983 como un invento de IBM, falleció a la jóven (pero vieja para lo que a tecnología se refiere) edad de 29 años, un 20/03/12, día en que en la tienda de Staples de Santa Fe fue vendida la última unidad que quedaba en stock.´

Desde hacía ya unos 5 años, el diskette sobrevivía como producto, gracias a que las presentaciones impositivas anuales debían hacerse por esa vía. Pero cada vez fueron más las dependencias que fueron migrando a medios magnéticos más modernos. Al punto que las tradicionales marcas de diskettes (Verbatim, Imation) habían dejado ya de importar hace varios meses, y solo vendían los saldos remanentes de stock.

Staples (Officenet por aquel entonces) llegó a vender 100 mil diskettes en agosto de 2001. Por aquel entonces el CD y el DVD ya existían pero eran muy jóvenes y no tenían tanta penetración. La crisis del 2001 golpeó fuertemente la venta de estas categorías, especialmente a los diskettes, que cayeron a la tercera parte y se mantuvieron en ese nivel de venta hasta 2006, año en que debido al aumento de la penetración de CDs y DVDs, más la aparición de las memorias de alta capacidad y regrabables (pen drives), comenzó su abrupta caída final.

Su mayor desventaja frente a estas nuevas tecnologías de almacenamiento fue la capacidad. Hoy podemos almacenar en una memoria del tamaño de una uña, el equivalente a 11mil diskettes.

La aparición de los pen-drives, más el concepto “nube” no solo le dieron el “tiro de gracia” a los diskettes, sino que decretaron también el comienzo del fin para el CD y el DVD, cuya venta comenzó a decaer fuertemente en 2010.

La cantidad de GB’s vendidos se multiplicó por 30 y luego se redujo a la mitad

Junto con la llegada del CD y en especial el DVD, la venta de memoria remota medida en GB’s se multiplicó exponencialmente. En el 3er trimestre de 2010 Staples vendió 30 veces más Gygabytes que en el último trimestre de 2002. Para empezar a decaer a partir de allí con la llegada de los pen-drives y del concepto “nube” (guardar información en la net). En este 2do trimestre de 2012 proyectamos vender la mitad de Gygabytes que en el 3erQ de 2010, es decir, el mismo volumen de memoria que hacia fines del 2007.

La pregunta es: ¿Será esta una tendencia irreversible hacia la desaparición de los CDs y DVDs como instrumentos de almacenamiento y transporte de datos? Yo creo que si. Y todo indica que esa desaparición sucederá antes de lo pensado (en menos de 5 años).

Lo curioso: Mientras tanto, la venta de cajas de archivo se mantiene imperturbable en el tiempo y sigue su crecimiento vegetativo.

Este gráfico (aunque ya un poco desactualizado) muestra la evolución de las búsquedas de la palabra “diskette” en Google en todo el mundo:

diskette.jpg

 Suscribite a nuestro newsletter

Te puede interesar:

"Hoy las marcas apuestan a que la gente vuelva a dibujar"

Legión Extranjera: Emprender a pulmón

Hickies, un producto argentino que hace furor en el mundo